Mercados de Buenos Aires

Reductos originalmente destinados al abastecimiento de productos frescos para la población porteña, surgidos en el siglo XIX, hoy siguen en pie entre la nostalgia del esplendor del pasado y un futuro promisorio que llega de la mano del crecimiento local de las tendencias de cocina gourmet y saludable.

Los mercados de abastecimiento de Buenos Aires surgieron hacia finales del siglo XIX y comienzos del XX, cuando la ciudad registró el mayor crecimiento demográfico de su historia, producto de las corrientes migratorias que llegaron de Europa. En aquella ciudad en formación, los mercados no sólo se constituyeron como nodos de provisión e intercambio de mercaderías (productos frescos como carnes, verduras y frutas pero también prendas de vestir, vajilla y otros artículos de bazar), sino también como verdaderos puntos de referencia de los barrios. Íconos identitarios de los diferentes rincones de la capital, con los años corrieron suertes diversas, pero algunos de ellos aún siguen en pie y, revalorizados como espacios míticos de Buenos Aires, hoy pueden visitarse en un recorrido auténticamente porteño.

Mercado de San Telmo
Inaugurado en 1897 por un inquieto empresario, José Ocantos, quien encargó su construcción al arquitecto italiano Juan Antonio Buschiazzo, se trata de una gran y hermosa estructura con techo de vigas de hierro, planchas de chapa y vidrio. La fachada es de estilo italianizante, con arcos de medio punto y orden toscano. Inmortalizado en fotografías de viajeros de todo el mundo, está ubicado entre las calles Defensa, Carlos Calvo, Bolívar y Estados Unidos, y lo pueblan desde puestos que funcionan como carnicerías y verdulerías hasta locales de venta de ropa, adornos y curiosidades, además de antigüedades y piezas de arte.

Se recomienda visitar la verdulería de Henry (mucho más que frutas y verduras), no perderse Especias 47 (repleta de tarros de todos los colores imaginables, con especias de todo tipo y origen) y dejarse tentar por el pan de Angelito (cocido al horno tradicional, es una marca registrada en el barrio). En cuanto a la oferta gastronómica, además del tradicional Café del Mercado, en el mismísimo corazón de este reducto se encuentra Coffee Town, un nuevo espacio que promete los mejores cafés del mundo.

Dónde
Bolívar y Carlos Calvo, Barrio de San Telmo.
Ingresos: Defensa 961, Estados Unidos 460, Bolívar 950, Carlos Calvo 461.

Cuándo
Lunes a domingos, 8 a 20 h

Más inf.: Mercado de San Telmo

 

Mercado del Progreso2

Mercado del Progreso
Sobre la Avenida Rivadavia, en la esquina de Del Barco Centenera, a metros de Primera Junta, se descubre otro sobreviviente de los viejos mercados porteños, verdadero comercio de culto para los vecinos del barrio de Caballito. Y también para destacados chefs, quienes encuentran en sus puestos aquellos productos que no se consiguen en cualquier parte. Por caso, el puesto 33, que lleva adelante Enrique, se dedica exclusivamente a comercializar todas las variedades de papa que se cultivan en Argentina.

El Mercado del Progreso fue inaugurado en 1889 y muchos de los puestos pertenecen a la segunda y tercera generación de sus dueños originales, lo que explica porqué conserva su espíritu. El mismo que atrajo al escritor Roberto Arlt, quién lo eligió como escenario para su novela El juguete rabioso. En la actualidad, el mercado consta de 17 negocios en el exterior y 174 puestos interiores distribuidos en 3600 metros cuadrados. Frutas, verduras, carnes, porcinos, aves, pescados, fruta seca, especias, vinos y licores, empanadas, pizzas, pastas frescas y huevos de granja, todo de primera calidad, son los productos que allí pueden adquirirse. Y como para contarles acerca del lugar nos fuimos hasta allí, y, claro, probamos algunos productos, les aseguramos que el matambre arrollado de Dardo (puestos 113 y 114) es insuperable.

Dónde
Avenida Rivadavia y Del Barco Centenera, Barrio de Caballito.
Ingresos: Avenida Rivadavia 5430, Del Barco Centenera 141.

Cuándo
Lunes a sábados, 8 a 13 y 17 a 20.30 h

Más inf.: Mercado del Progreso

 

El Galpón de Lacroze

El Galpón de Lacroze
A diferencia de los mercados de San Telmo y El Progreso, este no es un reducto de la Buenos Aires de otro tiempo. Por el contrario, es un digno representante de los nuevos tiempos que corren en la ciudad y alrededor del universo de la gastronomía, y los (buenos) sabores. Pero, si de Mercados porteños hablamos, no podíamos, ni debíamos, dejar de mencionarlo.

Se trata de la feria orgánica estable más importante de Buenos Aires. Productores de la ciudad y alrededores llegan aquí desde quintas y campos cercanos para comercializar futas y verduras cosechadas sin fertilizantes ni agroquímicos, además de lácteos de producción casera y orgánicos de elaboración artesanal (panes, mermeladas, conservas, entre otros). Emplazado en el barrio de Chacarita, El Galpón cuenta con una barra y mesitas para desayunar o almorzar disfrutando de sabores naturales y a precios más que justos.

Dónde
Avenida Lacroze 4171, Barrio de Chacarita.

Cuándo
Miércoles y sábados, 9 a 18 h

Más inf.: El Galpón

Volver

Te puede interesar

Comentarios.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.