Vinos de Humahuaca

Tintos intensos y blancos aromáticos, complejos y al mismo tiempo frescos, así son los exclusivos vinos que nacen en las ancestrales alturas quebradeñas, Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad.

El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) aprobó recientemente la Indicación Geográfica (IG) Quebrada de Humahuaca, lo que permitirá a los vinos que se producen en esa región de la provincia de Jujuy llevar la ubicación geográfica como marca de origen. ¿De qué se trata? Una IG da cuenta de un lugar cuyas características agroclimáticas permiten obtener vinos singulares; es el primer paso hacia una hipotética Denominación de Origen (D.O.) y para su establecimiento el INV realiza un proceso de descripción técnica referido a los suelos, el clima y las variedades de uva allí cultivadas, de forma tal de analizar su especificidad respecto de otras zonas.

Antigua tierra de los indios omaguacas, la Quebrada de Humahuaca fue declarada Patrimonio de la Humanidad, en la categoría Paisaje Natural, en el año 2003. Emplazada en la provincia de Jujuy, en la región Norte de Argentina, se extiende a lo largo de 170 kilómetros en una pronunciada pendiente Norte-Sur a ambos lados de la cuenca del Río Grande. La zona vitivinícola tiene una extensión aproximada de 80 km de largo en sentido Norte-Sur sobre la Ruta 9, su centro geográfico es Tilcara y está limitada en su extremo sur por la localidad de Tumbaya y en su extremo norte por la de Humahuaca. Dentro de la IG se encuentran pequeños viñedos con escaso tiempo de desarrollo vitivinícola pero capaces de producir uvas de alta calidad enológica como Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah y Pinot Noir.

Vínculo geográfico entre los valles y la puna, la Quebrada está bordeada por altos y empinados cerros. Conformada por los departamentos de Tumbaya, Tilcara y Humahuaca, cobija pueblos de calles angostas, casas de adobe y capillas blancas; de mañanas de sol, de tardes de siesta silenciosa y noches estrelladas; de días ventosos, de veranos frescos y lluviosos y de cálidos inviernos; de ancestrales creencias, de bulliciosas fiestas, de arte milenario, de melancólica música, de excepcionales sabores, de múltiples colores. Donde los imponentes atractivos naturales se funden con la mística de su gente y su cultura; con sabores auténticos y brindis con identidad.

Más inf.: www.inv.gov.ar

“La información brindada por los sitios web mencionados es de absoluta responsabilidad de sus editores. El Instituto Nacional de Promoción Turística no se responsabiliza por los datos allí publicados”. 

Volver
  1. Maravilloso,excelente,un país que invita a visitarlo y disfrutar de sus lugares hermosos y sus vinos felicitaciones.

Comentarios.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.